¿Por qué hacer ejercicio de fuerza en vez de oxígeno?

En el ejercicio físico, lo que más hablamos es de controlar la dieta, seguido del ejercicio aeróbico, pero no se tiene en cuenta la importancia de la capacitación.Aunque siempre se subestima el consumo de calor derivado de la capacitación en materia de consumo de calor, no es tan directo como el movimiento aeróbico, aun así, la incorporación de la capacitación en el uso de la fuerza en la dieta hará que el proceso de reducción de peso y los resultados sean mejores.

Porque en el proceso de perder peso no sólo queremos bajar el peso, sino también la tasa de grasa corporal baja, lo que nos obliga a reducir la grasa en la mayor medida posible y a mantener los músculos en la medida de lo posible, mientras que la forma de conservar los músculos, además de ingerir proteínas en la dieta, requiere ajustes en los movimientos, por ejemplo, no recomendar que se haga durante mucho tiempo.La mejor manera de lograrlo es combinando la formación de la fuerza con la actividad aeróbica, es decir, organizando la actividad aeróbica durante unos 30 minutos después de la capacitación de la fuerza.

El objetivo es que el consumo de grasas en los primeros 30 minutos de la actividad aeróbica no sea óptimo, mientras que la actividad anaeróbica consume principalmente azúcar en lugar de grasa, por lo que la anaeróbica se hace antes de la presencia de oxígeno y ayuda a consumir azúcar en el Organismo, de modo que los movimientos anaeróbicos posteriores entran directamente en el Estado de inflamación de la grasa, sin necesidad de un período de Transición de 20 a 30 minutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *